viernes, noviembre 18, 2005

Romanticismo siglo XXI

El siguiente texto es un post de Bestiaria, un blog de relatos. Me hizo reír mucho eso de que "el romanticismo es el hermano mogólico del amor".

SER CURSI
El romanticismo es el hermano mogólico del amor. Es agregarle azúcar al té, es la galera de un mago berreta, el marketing de la cita, la luna premeditada. Es poner música incidental, apagar la luz para encender las velas y regalar flores envueltas en celofán.
El amor, en cambio, no necesita de adornos o aniversarios, prescinde de anillos y detesta las serenatas y las burbujas del champagne.
Mientras el romanticismo se empeña en decorar las noches con su magia guionada y sus postres empalagosos, el amor crece al costado de una maceta o en las esperas que nadie recuerda.
El romanticismo habla mal del amor como un poeta tartamudo, un pariente latoso, una vieja pintarrajeada. El romanticismo es el defecto cursi de los amantes sin paciencia.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Parece que la ignorancia es tan inmensa, tan estúpida, que confunden romanticismo (ese pensamiento caótico y demoledor que se inició en el siglo XVIII) con una canción de Luis Miguel. Dejen de escuchar radios mogolicas y lean libros, idiotas!!

4:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google
WWW YOUR DOMAIN NAME