martes, febrero 21, 2012

Hamlet Lima Quintana


Hoy se cumplen 10 años de la muerte de Lima Quintana. Este post va dedicado a mi amiguita Belén que, al igual que yo, adora a este hombre. Y ella siempre dice que le hubiese gustado que sea su tío. Acá va "La amanecida".



Monte de soledad
nos vamos bebiendo el día.
Y un andar por la tierra salobre
de lágrimas perdidas.

Ya no puedo decir
que el viento es pan de horizonte;
ni acercar la mañana a mi boca,
labio carne de cobre.

Voy tentando un aclarar
sobre el vacío del sol.
Y esta zamba que canta y te nombra
me llora entre las manos.
Y esta zamba que canta y te nombra
tiene un grito en el final.

Carne de mi canción
palabras que van naciendo.
Voy al ser de mi tierra aceituna
silbando como el viento.

Luz de un amanecer
quiere florecer mi boca.
Mi piel suena en un parche reseco,
canta sobre las hojas.

Voy tentando un aclarar
sobre el vacío del sol.
Y esta zamba que canta y te nombra
me llora entre las manos.
Y esta zamba que canta y te nombra
tiene un grito en el final.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Maby said...

Gracias, la verdad. Es uno de los hombres que amo, tal vez un poco es mi tío también, tanto quiero que sea que lo voy a lograr, como buena terca. Un abrazo y gracias por el post.

8:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google
WWW YOUR DOMAIN NAME