viernes, febrero 04, 2011

Volantín


En Varanasi, los chicos tienen un juguete precioso. Cuando cae la tarde, miles de volantines -jamás diré barrilete porque los lectores de Zoom pueden acusarme de porteño irreversible- vuelan a la orilla del sagrado río Ganges. Los hacen con cañas de bambú y con retazos de papel o de plástico. Pasé largos ratos mirando esos cielos poblados de colores. Pasé otros ratos pensando en el país más espiritual del mundo el juguete favorito es uno que depende de las fuerzas de la naturaleza. Justo unos días después, leyendo el libro que me acompañaba, encontré cómo alguien pensó lo mismo de una forma más clara. Y la expresó mejor y más bonito que yo. Acá va la cita.
El cometa es más que un juego. Es el reflejo de una civilización, una felicidad de dejarse llevar, guiar, dominar, por las fuerzas de la naturaleza. Es un arte, una religión y una filosofía. La ciudad de la alegría, de Dominique Lapierre.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Horwendil Amlteh said...

me recordaste un vídeo que subió a su blog pedro mairal hace un buen rato. en ese caso el volatín es una bolsa de basura, y las fuerzas de la naturaleza son reemplazadas por el viento que sale del subte. ahí te mando el link pa' que lo veas.
http://elseniordeabajo.blogspot.com/2008_02_01_archive.html

suerte.

3:24 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Qué lindo video! Gracias por mandarlo y por el comentario. Abrazo
Diego

1:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google
WWW YOUR DOMAIN NAME