martes, octubre 15, 2013

Jugo de naranjas


Alguien dijo que el gusto es el sentido de la memoria. No recuerdo quién fue. Quizá Paco Umbral, que suele tener esas definiciones tan hermosas. No sé por qué, hoy sentí eso por un hecho muy doméstico. Me levanté a la mañana y preparé un jugo de naranjas, con un hielo grande. Las naranjas estaban buenísimas y apenas di el primer trago recordé un viaje a Marruecos. En Marrakech, la plaza más importante se llama Yamaa el Fna. Ahí venden un jugo de naranjas con gotas de azahar. Uno piensa que algo tan simple como naranjas exprimidas no puede ser más que eso hasta que se prueba eso. Quizá, con el tiempo, los recuerdos de mis viajes sean sólo los recuerdos de las cosas que comí y tomé. No está tan mal quedarse sólo con eso...

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger Joice said...

Adhiero. "No está tan mal quedarse sólo con eso"

4:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google
WWW YOUR DOMAIN NAME