lunes, abril 16, 2012

Monte y río

Viajaba en colectivo desde Irbid a Amman, la capital de Jordania. Al lado mío, se sentó un pibe de unos 20 años. Nos pusimos a conversar. Y al rato sobrevino un silencio. Yo saqué mi música y le ofrecí un auricular para compartirla. El aceptó. Puse un disco del Chango Spasiuk.

Nos quedamos más tiempo en silencio, escuchando. Me dio por preguntarle qué le sugiere la música, a qué le remite el chamamé. Y el tipo -que nunca había estado en el litoral argentino- me dijo: "Cuando la escucho, pienso en monte y río". Y seguimos escuchando juntos Tierra colorada.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

buenísimo!

6:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google
WWW YOUR DOMAIN NAME